21
FEB
2018

Mensaje de Directora General de la UNESCO con motivo del Día Internacional de la Lengua Materna

La UNESCO celebra hoy, 21 de febrero, la 19a edición del Día Internacional de la Lengua Materna. Esta jornada es una ocasión para recordar los compromisos de nuestra Organización en cuanto a la defensa y la promoción de las lenguas.

Una lengua es mucho más que un medio de comunicación: es la condición misma de nuestra humanidad. En ella se sedimentan nuestros valores, nuestras creencias, nuestra identidad. Gracias a ella se transmiten nuestras experiencias, nuestras tradiciones y nuestros saberes. La diversidad de lenguas refleja la riqueza irreductible de nuestros imaginarios y de nuestros modos de vida.

A fin de preservar y vitalizar este componente esencial del patrimonio inmaterial de la humanidad, la UNESCO trabaja activamente, desde hace muchos años, para defender la diversidad lingüística y promover la educación multilingüe. Este compromiso se refiere en particular a las lenguas maternas, que atañen a millones de jóvenes mentes en formación y son un vector indispensable para la inclusión en la comunidad humana, primero a escala local y más tarde a escala mundial.

Así, la UNESCO apoya las políticas lingüísticas que ponen de relieve las lenguas maternas y autóctonas, especialmente en los países plurilingües. La Organización recomienda el uso de estas lenguas desde los primeros años de escolarización, ya que como mejor aprende un niño es en su lengua materna. Asimismo, la UNESCO alienta su uso en los espacios públicos y especialmente en Internet, donde el multilingüismo debe convertirse en la norma. Toda persona, independientemente de cuál sea su primera lengua, debe poder acceder a los recursos del ciberespacio y constituir en él comunidades de intercambio y de diálogo.

Este es uno de los mayores retos actuales para el desarrollo sostenible, en el marco de la Agenda 2030 de las Naciones Unidas. Cada dos semanas desaparece una lengua en el mundo y, con ella, un pedazo de la historia humana y de nuestro patrimonio cultural. Favorecer el multilingüismo supone también contribuir a frenar esa desaparición anunciada.

Nelson Mandela dijo esta hermosa frase: “Si hablas a alguien en un idioma que entiende, le hablas a su cabeza; si le hablas en su propio idioma, le hablas a su corazón”. Con motivo de este Día Internacional de la Lengua Materna, la UNESCO invita a sus Estados Miembros a celebrar con toda clase de iniciativas, educativas y culturales, la diversidad lingüística y el multilingüismo, que constituyen la riqueza viva de nuestro mundo.

Audrey Azoulay