Educación y Habilidades para el Desarrollo (1)

Por: Francisco Huerta Benites (2)

Educación y Habilidades para el Desarrollo (3)

Actualmente, Perú destina 3,7% de su PIB a la educación, por debajo de la media para la región (5,1%) y Estados Unidos (5,1%), pero a la par con otras economías de ingresos medios como Tailandia y Hungría (3,8%). Véase Anexo 01 para detalle.

Se evidencia que la falta de inversión no es la causa principal del problema. Tenemos que invertir mejor en educación y en el desarrollo de habilidades (H). Varios estudios hablan de priorizar las inversiones en los primeros años de la vida de un niño, cuando los cerebros son más maleables y receptivos y los retornos de las inversiones son mayores.

El mundo del trabajo está cambiando rápidamente.
En el mundo desarrollado los robots sustituyen a operarios en la línea de montaje; las cajas registradoras autoservicio reemplazan a cajeros en supermercados; los cajeros automáticos suplantan a empleados bancarios, y pedidos mediante tablets sustituyen a los camareros en los restaurantes. Tanto en la manufactura como en servicios, la demanda de empleos de calificación y remuneración media está disminuyendo debido a la automatización (4).

Los cambios observados en los mercados laborales del mundo desarrollado permiten vislumbrar el posible futuro de ALC. El cambio tecnológico en la región quizá sea más lento, pero es inevitable. Esto le brinda a la región una excelente oportunidad de prepararse para las transformaciones que están en camino (5). Contar con una fuerza laboral con H sólidas y adaptables es primordial para el país y región.

02 Octubre 2009
Tematica de Profesora en sala de clases.
Fotografias realizadas en el Colegio Alonso de Ercilla ubicado en calle Santo domingo, Santiago

No es solo un problema de dinero
Se evidencia un gran rezago de ALC en desarrollo de H. Al parecer, el dinero no es el único problema, ni tampoco el principal. Los gobiernos deberían centrarse en gastar los recursos actuales de manera más efectiva (6). Este patrón refleja la prioridad de los países de primero expandir la matrícula en primaria y, después de alcanzar un cierto nivel, enfocarse en incrementar el acceso a la educación secundaria y a otros niveles. Este patrón es similar en el gasto privado.

(…)

Políticas para aprender mejor
Si bien las personas pueden aprender en cualquier etapa de la vida, no aprenden las mismas cosas de la misma manera. Por lo tanto, las políticas públicas deberían abordar los objetivos, capacidades, recursos y peculiaridades de cada grupo de edad.
Las personas y lugares asociados con cada etapa varían y señalan la ruta que han de seguir las políticas. Aunque el contexto del país importa, la evidencia de la región y del mundo proporciona una orientación útil sobre qué funciona y qué no, desde la primera infancia hasta la edad adulta.

Hacia un mejor aprendizaje a todo nivel
Un aprendizaje de mejor calidad es clave para que Perú compita en economía global hoy y en futuro. Encontrar intervenciones e inversiones efectivas en H es una condición necesaria para cosechar los frutos del cambio tecnológico y evitar los riesgos de quedar rezagados, sin ser capaces de producir bienes de alto valor agregado ni ingresar al grupo de países de altos ingresos.

Lea el artículo completo aquí.


(1) Es un artículo del Instituto de Economía y Empresa (IEE), y que trata de temas diversos de economía, desarrollo y negocios. Usualmente son escritos debido a la importancia coyuntural y estructural del tema, y/o a solicitud de publicaciones impresas y digitales de diversas instituciones del país. Los números anteriores de esta seria, de la serie de “AZ” (117 ediciones), de “temas de desarrollo”, y otros artículos en diversos medios, se pueden hallar en www.iee.edu.pe

(2) El autor es director/consultor/investigador del IEE. Actualmente desarrolla asesorías en desarrollo de negocios y finanzas a empresa minera no metálica; en financiamiento internacional a ifnb; y, en proyecto de APP a organización privada.

(3) Una referencia básica es “APRENDER MEJOR. Políticas públicas para el desarrollo de habilidades”, BID, agosto 2017

(4) Aunque este giro sea amenazante para algunos trabajadores, la robotización y el cambio tecnológico también ofrecen oportunidades laborales. Los avances tecnológicos aumentan la productividad y la demanda de empleos que requieren capacidades de resolución de problemas, pensamiento abstracto y creativo y habilidades sociales. Hoy en día los empleos en las ciencias, la ingeniería, la matemática y la tecnología son objeto de una demanda nunca antes vista.

(5) Afrontar el desafío del cambio tecnológico y lograr reasignar a los trabajadores en función de dicho cambio no es una tarea fácil, y los gobiernos en el mundo desarrollado se esfuerzan por encontrar soluciones.

(6) Tanto el gasto público como el privado siguen un patrón de U invertida a lo largo del ciclo de vida: medido como porcentaje del PIB, se destina una mayor parte de este gasto a la educación primaria y secundaria que a la primera infancia y al nivel superior.