Date:October 10, 2016

Estudiar sin violencia: Niñas al poder

Hoy no hubo noticias de violencia contra las niñas. Lamentablemente, la discriminación de las niñas solo se recuerda cuando es insoportable, cuando termina en violencia o muerte. Tres casos nos escandalizaron este año: la violación, tortura y asesinato grupal de una adolescente en Ayacucho, la violación de una bebé de 3 años en Loreto y la sentencia de la Corte Suprema justificando la trata de adolescentes en Madre de Dios. Estas noticias pasaron para dar paso nuevamente a la impunidad y el silencio. Sin embargo, eran explosiones de un volcán donde dormita y se caldea diariamente la violencia de género.
Hay que escribir tercamente aunque el tema no esté en primera plana. El 6 octubre hubo un Conversatorio entre niñas y autoridades por el Día Internacional dela Niña. Organizado por la Red Florecer y Plan Internacional fue dirigido por las propias niñas. Se acordó atender con carácter de urgencia los hechos de violencia y abuso pero, a la vez, implementar medidas decisivas en educación. Porque la violencia se aprende.El martes 11 oct. 35 niñas tomarán simbólicamente el poder de varias oficinas públicas y de 2 ministerios durante una hora. Educación no es uno de ellos. Ojalá pueda sumarse.
Las niñaspresentaron su propuesta escrita, firmada por menores representantes de Apurímac, Ayacucho, Cusco, Piura, Huancavelica, Ica, Junín, Lambayeque, Loreto, Puno, Ucayali y Moquegua: “1.Queremos terminar la secundaria, que no se impida hacerlo a las estudiantes embarazadas, que nos garanticen traslado seguro de las niñasporque los caminos son peligrosos”. 2. Exigimos respeto, no más violencia contra las niñas, que en las escuelas se cuestionen y eliminen los estereotipos de género que promueven la violencia, la educación debe hacernos más fuertes para tomar decisiones y protegernos sin miedo. 3. Somos capaces, queremos estudiar sin que nos discriminen, que los docentes se formen con enfoque de género y que se incluya la igualdad de género en los aprendizajes de la educación básica, para romper con roles injustos y estereotipos que impiden nuestro desarrollo pleno. 4. Escuelas sin contaminación y más atención a nuestra salud y sexualidad, que nos informen sobre nuestra sexualidad y tener acceso a métodos anticonceptivos sin la presencia de nuestros padres”.
La Viceministra de la Mujer dialogó directamente con las niñas en su despacho.Al evento asistieron representantes y directivos de los Ministerios de Justicia, Interior, Cultura, UNICEF, FORO EDUCATIVO, yespecialistas del Congreso y M. Educación. El acuerdo central:enfrentar la violencia de género desde su origen, lo que significamedidas para una educación libre de violencia, donde las niñas estudien sin miedo.
Pero se fue más allá: establecer y cumplir metas concretas y progresivas que superen los consensos y compromisos de papel. Medidas sobre las cuales se rindan cuentas, con mandatos específicos, articulación de esfuerzos y participación directa de las niñas.