Date:April 07, 2017

La educación en época de emergencia

1. PREOCUPACIONES. Iniciadas las clases en época de emergencia en distritos y provincias del Perú, es importante seguir apoyando y aportando en la mejora de la educación sin calificativos, para poder ofrecer a los niños y jóvenes del Perú aquello que reforzará sus aprendizajes y las enseñanzas y la formación que se requiere.
Preocupa la forma escalonada como se empieza el año escolar en diversas regiones del país y sin embargo nadie recuerda que es potestad de cada región decidir este inicio, ajustándose a las necesidades geográficas, climáticas y culturales de cada zona. Por ello lo que viene decidiendo el Ministerio de Educación y las Direcciones Regionales se ajusta a ley. El diseñar estrategias que “rompen” con usos y costumbres tradicionales es válido siempre y cuando se adecúen a los objetivos de aprendizajes y enseñanza. Eso es responsabilidad del Estado, de los directores y de los docentes. Es válido tanto para instituciones educativas públicas y privadas. Los especialistas en educación así lo han determinado, lo han diseñado y están seguros que alcanzarán los objetivos previstos. Es vana la discusión sobre si es “inicio”, “reinicio”, “recuperación” de clases.
Preocupa la humedad de las aulas de la institución educativa, del patio y alrededores. Enfermedades bronquiales podrían afectar a docentes y alumnos. De igual forma la proliferación de larvas de zancudos, de mosquitos, y otros bichos que con sus picaduras derivan en infecciones, en fiebres y resfríos. ¿Se coordinará con el sector salud de la comunidad? Convendría una buena fumigación.
Preocupa la provisión y almacenamiento de los alimentos para desayunos y meriendas escolares. Ponerlas a buen recaudo de roedores que pululan en esta época que arremetan contra los envases y bolsas y contaminen los alimentos.
Preocupaciones varias que sin duda no tienen que ver con el mismo proceso educativo, pero que es necesario tenerlas presentes, para que los alumnos/as no vean mellada su salud y puedan asistir convenientemente seguros a recibir su instrucción.
2. Apremios docentes. En esta emergencia los docentes también tienen urgencias que deben atender. Son de índole administrativa, profesionales y familiares. Es difícil identificarlas, pero ahí están rodeando el ánimo, el espíritu del docente en el desempeño de su función de educar.
Las respuestas administrativas deberían ser claras y directas, no aferrarse a un código laboral poco amigable para el docente en zona de emergencia. ¿No estamos en época excepcional? ¿No se debería contar con un enfoque ajustado a esta situación? ¿Es lo mismo la emergencia en Tumbes, Piura, La Libertad, Ancash, que Lima capital, Lima provincias? Cada lugar tiene su singularidad y tiene problemas que siendo el común denominador la emergencia por lluvias y desborde de ríos, huaycos y demás, debe tener una respuesta adecuada, justa y diferenciada, no estandarizada. Un vez más la naturaleza nos recuerda que el Perú es diverso, es intercultural. Si no tenemos esta variable presente, el análisis y soluciones deberían ajustarse a la realidad y contribuir a que la inequidad no se profundice. ¿Es tan difícil pensar desde el enfoque intercultural para dar respuesta adecuada al tema educativo?
La consigna que se “agita” ahora que se han retomado las clases es “recuperación”. ¿Recuperar qué? No somos conscientes de que en menos de una semana las clases se tuvieron que interrumpir. Que en ese lapso, recién los alumnos se venían adaptando al nuevo año escolar; que se iba construyendo el nuevo clima del aula; que se iban estableciendo amistades; que el docente a pesar de tener listas sus unidades de aprendizaje, estaban en una etapa de conocimiento de sus alumnos, de su perfil, de sus sentires, de sus expectativas. ¿No sería más conveniente hablar de reinicio de clases antes que de recuperación, ahora que la situación se ha equilibrado y se presume que no habrá nuevos fenómenos que las interrumpan? Se exceptúan aquellos distritos en donde aún subsisten las lleivias y aniegos.
La institución educativa no es una clínica de recuperación. Es un espacio donde se asiste a aprender, a estudiar, a crear, a investigar, a socializar, a valorar al otro, a ser ciudadanos. ¿Qué es lo básico que recomienda el currículo para cada campo? En cada uno de ellos se desarrollan procesos cognitivos, afectivos, que generan conocimientos, comportamientos, prácticas. Por todo ello no se puede hablar de “recuperación” de aquello que fue interrumpido abruptamente. Se debe empezar los procesos y desarrollarlos de acuerdo a las capacidades y competencias de los alumnos. El docente está preparado para desarrollar los procesos teniendo como pauta el currículo que deberá aplicarse respetando el desarrollo de cada alumno y no acicateado por el cumplimiento de matrices y supervisiones donde el docente es evaluado y los alumnos calificados por su rendimiento.
3. ¿Qué hacer? Difícil, pero no imposible el reto. Debería quedar claro que lo que se diseñe, decida y plantee sea bajo una normatividad de excepción que haga posible tomar decisiones de inversión y ejecución con agilidad, idoneidad y flexibilidad, teniendo como emblema la transparencia y la rendición de cuentas. Que no se vea interrumpida por obstáculos formalistas que obstaculizan la gestión pública y distrae el desempeño de los directores.
Con grata sorpresa encontramos en la web del MINEDU una página http://elcolecontigo.perueduca.pe/ que presenta una iniciativa para acercar a los docentes y padres de familia a la situación de emergencia que se vive. En esta página se encontrarán diferentes recursos y materiales que permitirán conocer y comprender la situación actual y de igual forma iniciarse o retomar el presente año escolar. Este material ha sido elaborado por PERUEDUCA Sistema Digital para el aprendizaje.- Ministerio de Educación. Trabajando para todos los peruanos. Se puede acceder a este material ingresando a: http://elcolecontigo.perueduca.pe/. Además se ha editado una Cartilla de bienvenida a la comunidad educativa para el reinicio de clases, que con el lema “La escuela también es tu casa, aquí tienes una familia”, fue elaborada por la DIGEBR. Esta cartilla expresa lo que la escuela debe ser para la comunidad. Se recomienda organizar a toda la comunidad educativa para enfrentar y superar los daños que vienen sufriendo y afectando a los niños, niñas, adolescentes y sus familias por todo lo perdido en las lluvias, las inundaciones, huaycos, torrenteras, así como el significado que tienen en el aspecto físico, personal, emocional y social. Ansiedad, miedos, temores, angustias, sin duda no se expresan, pero se manifiestan en una serie de expresiones y reacciones en la vida cotidiana y en las relaciones con los pares y la familia. En este sentido se recuerda a los directores y docentes que el rol de la escuela en estas circunstancias es fundamental, pues permite ir restaurando un sentido de normalidad en la vida cotidiana de la comunidad y de manera especial en el aula y en la vida de los estudiantes y de los padres de familia afectados por esta situación. La DIGEBR recomienda que se inicie o se reinicie las actividades educativas, creando y considerando a la institución educativa como un espacio seguro, saludable y acogedor. Por ello la cartilla desarrolla orientaciones para “contribuir con el apoyo socioemocional” de toda la comunidad educativa. Recomienda el juego y el arte como un medio para recuperar la confianza y la alegría de vivir y aprender. La cartilla se puede descargar de la siguiente dirección: http://www.minedu.gob.pe/unasolafuerza/pdf/cartilla-bienvenida-reiniciodeclases.pdf
En esta etapa de reconstrucción y de inicio de clases vale recordar el legado que nos dejó Javier Pulgar Vidal: “…, a cada piso altitudinal le corresponden determinadas condiciones climáticas, relieve, flora, fauna y recursos, que han sido aprovechados por las distintas civilizaciones que poblaron nuestro territorio”.
Finalmente concluyo citando este párrafo del prof. Zapata Saldaña: “Aprovechemos para entender que la naturaleza también es parte de lo nuestro. Pero sobre todo aprovechemos para entender que un país entretejido por posesiones defectuosas nos conduce a la pobreza de las mayorías, a la inseguridad permanente y nos hará víctimas seculares de desastres “naturales”. El Mononero,30.03.17.”Yo, mi, me, conmigo”).
Siempre la historia y el estudio de nuestros conciudadanos nos dejaron y dejan enseñanzas que deberíamos tener en cuenta, para no cometer dolorosos errores guiados por la ambición y el rédito político. # Una sola Fuerza. (02.04.17)