Date:September 10, 2018

Nuestro sistema educativo no es una isla

Por Luis Miguel Saravia

1. Es bueno estar informado. Ocurren situaciones en nuestra región y en nuestro país, que no se divulgan. El educador por lo general está en ayunas de lo que sucede en materia de política educativa y de los temas que se discuten, estudian y toman decisiones en nuestra Región. ¿Por qué? Difícil responder pues las comunicaciones “oficiales” no se socializan, menos se difunden por los canales adecuados.

Resulta que a fines del mes de Julio -25 y 26- en Cochabamba – Bolivia se realizó la II Reunión Regional de Ministros de Educación y que tuvo como lema Transformar la educación: una respuesta conjunta de América Latina y el Caribe para lograr el ODS4-E2030. El objetivo fue “Formular recomendaciones para compartir políticas y acciones, y construir consensos sobre mecanismos de cooperación regionales que apoyen a los Estados Miembros en el desarrollo, financiamiento y monitoreo que respondan a las metas del ODS4- E2030”. ¿El Perú participó? ¿Fue el Ministro de Educación? Los medios poco han informado sobre el evento. ¿Qué significa el ODS4-E2030? Es el objetivo de desarrollo sostenible 4 Educación 2030. En concordancia con los compromisos globales que se reflejan en las metas del ODS 4, tal como se establece en la Declaración de Incheon y en el Marco de Acción de Educación 2030. UNESCO elaboró una Guía denominada Desglosar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 Educación 2030 mediante la organización de una serie de preguntas y respuestas.

La I Reunión Regional de Ministros de Educación se realizó en Buenos Aires, Argentina el 25 al 27 de enero de 2017 y se denominó E2030: Educación y habilidades para el siglo 21. Esta reunión se constituye en seguimiento de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS), en particular el ODS 4 “Garantizar una educación de calidad, inclusiva y equitativa, y promover las oportunidades de aprendizaje permanente para todos”. La educación es considerada fundamental pues es una herramienta importante para alcanzar otros ODS en sus estrategias y metas, las que demandan una acción integrada en su ejecución. El objetivo general de la I Reunión fue informar a la región sobre E2030, sus metas y su Marco de Acción Global, para poder consensuar una visión común de la agenda, y generar estrategias y programas, nacionales y regionales, para la coordinación e implementación de E2030 durante el ciclo 2017. El debate ministerial giró en torno a temas críticos, teniendo como eje “el derecho a la educación, la contribución de la educación para la reducción de la desigualdad y la pobreza así como el contexto de las reformas educativas y su progreso en la región”.

2. Derecho a estar informados. Sin duda los temas tratados deberían ser parte de los conocimientos de los docentes para estudiarlos en la perspectiva de su desarrollo profesional. Pero pareciera que no. El docente, principal actor responsable del aprendizaje de los alumnos, ignora de estos debates a nivel regional. ¿No es importante conocer los contenidos desarrollados y sus conclusiones? Un derecho fundamental es estar bien informados pues de esa forma el docente se da cuenta cómo estamos organizados en la sociedad, en el trabajo, cómo actuar a la hora de enfrentar nuevos conocimientos y generar nuevos aprendizajes. Informar permite analizar la situación con nuestra realidad y a razonar sobre la problemática y lo que pueda llegar a suceder. ¿Se conoció del evento realizado en Buenos Aires y sus conclusiones?

A fines del mes de julio 2018 se realizó en Cochabamba la II Reunión Regional de Ministros de Educación. La reunión se propuso dar seguimiento a los compromisos de la Declaración de Buenos Aires-enero 2017:  Asimismo construir una Hoja de Ruta de América Latina y el Caribe para la implementación del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4 (ODS4) y la Agenda de Educación 2030 (E2030). El objetivo general fue “Formular recomendaciones para compartir políticas y acciones, y construir consensos sobre mecanismos de cooperación regionales que apoyen a los Estados Miembros en el desarrollo, financiamiento y monitoreo que respondan a las metas del ODS4- E2030.”

Dos fueron los resultados esperados: 1) la adopción de la Hoja de Ruta para América Latina y el Caribe que responda a realidades, expectativas y prioridades de la región; 2) identificación de recomendaciones de políticas nacionales y regionales, y de alianzas multisectoriales en apoyo a la adopción de las metas de la Agenda de Educación 2030 en la región.

Los temas abordados estuvieron relacionados con la promoción de la cooperación regional para lograr la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible mediante la propuesta de la Hoja de Ruta para avanzar de forma conjunta hacia las metas del ODS4-E2030; transformar la educación y políticas educativas para responder a los desafíos y oportunidades de la región para alcanzar el desarrollo sostenible; conocer experiencias, desafíos y lecciones aprendidas de los países de la región como resultado de la transformación de las estrategias y políticas educativas desarrolladas a partir de la I Reunión Regional de Ministros de Educación (Buenos Aires, enero 2017), para alcanzar metas del ODS4-E2030; de igual forma repensar la educación, las estrategias y políticas bajo el paradigma de aprendizaje a lo largo de toda la vida considerando la calidad, la equidad e inclusión educativas, y el desarrollo profesional docente; revisar y fortalecer las políticas educativas mediante mecanismos de seguimiento y monitoreo de la Agenda de Educación 2030; conseguir el financiamiento para alcanzar las metas de la Agenda; promover la solidaridad regional, mediante los acuerdos logrados y establecer los pasos hacia el desarrollo de la Hoja de Ruta de América Latina para alcanzar metas de ODS4-E2030.

El Ministerio de Educación de Bolivia y OREALC/UNESCO organizaron una Reunión Técnica de Alto Nivel con especialistas designados por los Ministerios de Educación y representantes de otras instituciones y organizaciones de la región. El objetivo fue: compartir una visión general del trabajo realizado desde la I Reunión Regional de Ministros de Educación de ALC, para preparación de la propuesta de la Hoja de Ruta; y, debatir cómo hacer operativos los temas referidos a: repensar la calidad de la educación, equidad e inclusión, docentes y trabajadores de la educación, y aprendizaje a lo largo de la vida.

La segunda reunión (27 de julio) el Grupo Técnico de Seguimiento se reunió con los expertos ministeriales para la implementación de la ODS4-E2030. A la fecha no se conocen las conclusiones del evento.

3. Preguntitas. Para un evento regional de esta dimensión ¿cómo debería prepararse el país participante? ¿Estaba en la agenda del sector como parte de la política educativa en perspectiva, toda vez que se había participado en la I Reunión en Buenos Aires? ¿Cómo se introducen los acuerdos y compromisos regionales en el sector toda vez que abordan temas sensibles como calidad, equidad, inclusión, desarrollo docente, y aprendizajes para toda la vida? ¿Se les informa de estos compromisos a los directores y docentes? ¿Cómo se hace?

Podrían seguir más preguntas referidas a que somos un país diverso, intercultural y el ¿cómo estar en el ritmo de los compromisos asumidos, si no se conocen? ¿Nuestro sistema educativo es “abierto” a estos eventos, procesos, conclusiones o recomendaciones que se asumen en estos eventos? ¿Lo saben los directores regionales, los de UGEL, los directores de las instituciones educativas?

El evento CADE Educación 2018, organizado por IPAE y realizado los días 5 y 6 de setiembre pasados, tenía como lema “Transformemos el Sistema Educativo ¡ya!” El evento buscaba generar propuestas para modificar la estructura del sistema educativo nacional. El Ministro de Educación tuvo una intervención titulada “Hoja de Ruta en Educación” según el programa. En su intervención dio a conocer las prioridades en la agenda educativa. El Presidente de CADE Educativo 2018 – César Guadalupe- presentó las propuestas al concluir el evento.

¿Cómo concordar estas propuestas con los compromisos nacionales sin estudios y trabajos de investigación previos? La riqueza del PEN que se viene desarrollando está cimentada en la participación de los actores principales del sistema educativo: los docentes y la comunidad educativa. Esperemos que en el Ministerio de Educación se constituya una Dirección de Investigación Educativa donde se coordinen los estudios que se vienen realizando en torno a diversos temas y en especial a la preparación del nuevo Proyecto Educativo Nacional al 2036 a cargo del Consejo Nacional de Educación. De esa manera las iniciativas tanto de organismos regionales como nacionales no quedarían “desconectadas” y luego por el envío de misiones de agencias y bancos se podrían establecer prioridades respetando lo avanzado. El Ministerio de Educación debería contar con una Agenda de Investigación Educativa en la perspectiva de hacer alianza de trabajo con instituciones nacionales y extranjeras. Existen casi los mismos problemas. Se vienen desarrollando experiencias que están dirigidas a dar solución a temas del aprendizaje en países diversos e interculturales. Cierro con una reflexión que escribió el historiador Parodi Revoredo: “…, un país que no discute internamente cuál podría ser su rumbo hacia el desarrollo jamás lo emprenderá, pues es imposible concretar aquello que no se imagina, aquello que no fue utopía u horizonte en un momento determinado”. (Disyuntiva histórica. En La Mula.pe 31.08.18) ¿Será posible?