Date:August 31, 2018

Proyecto de congresista Tapia: ¿fortalece el rol rector del Minedu o la recentralización de decisiones?

Por Manuel Iguiñiz E.

El congresista Segundo Tapia y diez congresistas más de Fuerza Popular presentaron el Proyecto de Ley N° 3038/ 2017-CR, Ley que fortalece el rol rector del Ministerio de Educación.

El proyecto de ley, acompañado de una Exposición de Motivos, propone fortalecer el rol rector del Ministerio de Educación (Minedu) a través de dos medidas:

1. Restándole potestad al Gobernador Regional para nombrar al Director Regional de Educación en su jurisdicción. Actualmente el Gobernador(a) Regional selecciona y designa al funcionario en ese importante cargo, luego de un concurso regional que le propone a los tres postulantes mejor calificados. El proyecto de ley plantea que la selección del Director Regional se realice a través de un concurso público de méritos convocado por el Ministerio de Educación, en coordinación y cooperación con los gobierno locales y el Consejo Nacional de Educación.

2. Reduciendo las competencias pedagógicas de los gobiernos regionales para diversificar el Currículo Nacional de la Educación Básica. El proyecto de ley propone que los procesos de diversificación curricular, una de las funciones en materia de educación de los gobiernos regionales según la Ley Orgánica de los Gobiernos Regionales, “se encontraran sujetos a aprobación por el Gobierno Central.”

Notamos que el proyecto usa el concepto de Gobierno Central (de ser así habrían gobiernos periféricos) en lugar del apropiado: Gobierno Nacional.

Se debería discutir el impacto de la propuesta de ley en el marco de una ya persistente recentralización en el conjunto de los ministerios, que lleva a estos a asumir funciones ejecutivas propias de los municipios provinciales y distritales.

También es necesario analizar este proyecto en relación al anuncio reciente del Presidente Vizcarra en su Mensaje a la Nación de profundizar la descentralización. El Presidente propuso pasar a una visión de desarrollo territorial, cambiando la forma en que funciona el Estado. Asimismo aumentar el Presupuesto de los niveles subnacionales del 30 al 40%, entregando así recursos para el cumplimiento de las competencias transferidas.

El proyecto de Fuerza Popular pretende fortalecer el rol rector del Ministerio de Educación, no en su rol de liderazgo sino retirando competencias y espacios de autonomía a los gobiernos regionales, lo que los debilita como niveles de gobierno.

Se confunde la rectoría del Minedu con la realización directa de actividades en todos los ámbitos de la gestión, eso es centralismo.

En la misma dirección centralista, postular que el Minedu interfiera en el currículo regional no es compatible con la diversificación curricular regional contenida en el Currículo Nacional de la Educación Básica (CNEB). La diversificación del Currículo Nacional, con el objetivo de hacerlo más pertinente a las necesidades y características de la población de la región, es una potestad de rectoría propia de los gobiernos regionales e incompatible por lo tanto con la intención de que sea el Minedu quien apruebe el currículo regional. Es obligatorio que trabajen juntos, intercambien regularmente y lleguen a acuerdos.

Se reafirma, en la propuesta de ley, un enfoque de desconcentración en el Estado peruano, según el cual los niveles de gobierno subnacionales serían instancias, no de gobierno, con funciones compartidas, sino órganos de ejecución de decisiones del Poder Ejecutivo.

Es importante, pues, analizar críticamente las razones por las cuales se naturaliza el centralismo como solución y funciona eximida de responsabilidades compartidas en muchas de las fallas en la política y gestión educativa.

Adjuntamos el proyecto de ley.