01
AUG
2016

PPK firmó como defensor de la autonomía universitaria

En la Segunda Vuelta PPK firmó, el 30 de mayo, con gremios y sindicatos representativos del Sector Educación, el Compromiso “TODOS POR UNA MEJOR EDUCACIÓN”, en uno de cuyos diez puntos se proclama la “Defensa de la autonomía universitaria y la gratuidad de la educación superior pública”.
Como Presidente PPK asumirá el “debe” y el “haber” de la problemática universitaria del país, plagada de controversias, conflictos y demandas judiciales, con base en una legislación de 3 niveles: Constitución, leyes y estatutos (de cada universidad).
Son aplicables a las universidades: la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo (LOPE); la Ley de Organización y Funciones del MINEDU (pendiente de actualización desde 2007); la Ley General de Educación, y la Ley Universitaria; además de las leyes de los Sistemas Administrativos.
La extensa Ley Universitaria (133 arts. y 36 disposiciones), iniciativa del Congreso procesada por su Comisión de Educación, debe ser perfeccionada y podría convertirse en una Ley Marco, con rango de Ley Orgánica.
Su Capítulo sobre la Superintendencia de la Educación Superior Universitaria (SUNEDU) fue redactado por el Ejecutivo, en un proyecto de ley que fue acumulado y exonerado del dictamen de la Comisión de Educación. Se requiere una reingeniería de la SUNEDU para que sus competencias, organización y funcionamiento, como “Organismo Público Técnico Especializado” adscrito al Ministerio de Educación, se sometan a la LOPE, que crea y regula dicho tipo de organismos.
El Presidente PPK será el más alto garante de la autonomía universitaria, pues en breve jurará cumplir y hacer cumplir la Constitución, que dispone al respecto:
  • “Tanto el sistema como el régimen educativo son descentralizados” (art.16). El Sistema Universitario carece de Órgano Rector (lo fue la Asamblea Nacional de Rectores).
  • “El Estado coordina la política educativa. … Supervisa su cumplimiento y la calidad de la educación” (art. 16). Funciones que cumple, a nivel técnico, el Sistema Nacional de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa – SINEACE (actualmente en reorganización), y a nivel político, el Ministerio de Educación, que podría contar con un Vice Ministerio de Educación Superior.
  • “Cada universidad es autónoma en su régimen normativo, de gobierno, académico, administrativo y económico. Las universidades se rigen por sus propios estatutos en el marco de la Constitución y de las leyes.” (art.18). Consagra la autonomía interna de cada universidad, a la que agrega los dominios “de gobierno” y “económico”, respecto a la Constitución de 1979 (art.31).
  • “tienen derecho a iniciativa en la formación de leyes en las materias que le son propias … las instituciones públicas autónomas …” (Art. 107). Entre ellas, la Universidad.
Las Universidades podrían convocar a una Conferencia Nacional para analizar su situación y para adoptar, autónomamente, Resoluciones, Acuerdos y Recomendaciones relativas a su desarrollo futuro.