01
JUN
2016

Se requiere una reingeniería del sistema educativo peruano y para ello el enfoque sistémico sería muy útil

La Teoría de Sistemas (Ludwig von Berthalanffy) considera a los organismos sociales como sistemas y por ello preconiza el análisis de la totalidad, de las partes y de sus relaciones, y de cómo el entorno las afecta.
Nuestro Sistema Educativo Peruano, extenso y complejo, acusa defectos de organización, funcionamiento y productividad, y genera insatisfacción respecto a la calidad de los aprendizajes que certifica y a la eficacia del desempeño de sus egresados.
Como todo sistema productivo el Sistema Educativo Peruano: a) interactúa con su entorno (inmediato y mediato); b) se provee de insumos; c) que procesa (actores y tecnologías), para d) producir bienes y servicios, que e) deben satisfacer demandas y necesidades sociales. Hay realimentaciones entre esos elementos, y todo ello debe controlarse con un enfoque de Calidad Total (William Edwards Deming).
La aplicación del enfoque sistémico en el Perú se realizó desde los años 60 en las Fuerzas Armadas y la Administración Pública, y fue formalizado por el Sistema Nacional de Planificación, creado en 1962. La Ley General de Educación de 1972 institucionaliza el Sistema Educativo Peruano.
La Constitución de 1979 creó en el Sector Público cinco Sistemas Nacionales: Único de Remuneraciones, Bonificaciones y Pensiones (art.60); de Contabilidad (art. 145): de Control (art. 146); de Defensa Nacional (art. 273), y el Electoral (art. 16). También elevó a nivel constitucional el Sistema de Planificación (art. 111) y la Planificación Educativa (art. 24).
La Constitución de 1993 declara que el gobierno es descentralizado (art. 43); omite el Sistema de Planificación y contempla solamente 3 Sistemas Nacionales: de Educación (art.16); de Control (art. 82), y de Defensa Nacional (art. 163).
Pero en los últimos 15 años los gobiernos no han aplicado planes de desarrollo a largo plazo. El nuevo Capítulo de Descentralización, reformado el 2002, se basa en un enfoque sistémico, y reintroduce la planificación (nacional, regional y local); pero el proceso de descentralización ha perdido ímpetu (no se ha desarrollado capacidades locales y regionales), y en algunos casos se ha detenido (no se ha creado los Gobiernos Regionales supra departamentales) y hasta ha retrocedido (especialmente el Presupuesto de la República). En Educación, el Ministerio no ha transferido la educación a la Municipalidad Metropolitana de Lima; mantiene las Unidades de Gestión Educativa Local (UGEL), que son dependencias de los Gobiernos Regionales, y no ha transferido la Educación a los Gobiernos Locales.
La Ley General de Educación del 2003 crea dos sistemas: el Sistema Educativo Peruano (art. 1), y el de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa – SINEACE (art. 14), y tres subsistemas: de Niveles Educativos (art. 28); de Niveles de Gestión (art. 65), y de redes de instituciones educativas (art. 70),
El próximo gobierno podría retomar los enfoques de sistemas y de calidad total, si decide someter al Sistema Educativo Peruano a una reingeniería a fin de mejorar su gobernabilidad y eficacia.